Vivimos en un mundo moderno donde la tecnología nos ayuda constantemente en nuestra vida, nos ayuda cuando queremos buscar información, a comunicarnos, en el trabajo, en casa y en el deporte no iba a ser menos.

En la mayoría de deportes se lleva años utilizando la tecnología para ayudar a los atletas a mejorar su rendimiento y su recuperación.

Para que te hagas una idea, te vamos a poner unos ejemplos de tecnología aplicada al deporte.

En el ciclismo se utiliza potenciómetros. Estos potenciómetros son simplemente unos sensores que detectan la fuerza que el ciclista ejerce sobre los pedales. Gracias a esto, pueden controlar y regular constantemente la intensidad del entrenamiento o competición.

Los atletas de salto de altura pueden utilizar tecnología variada, como por ejemplo podría ser, sensores de altitud para ver la altura máxima que consiguen en cada salto o detectores de presión, para saber la fuerza que ejercen en la última pisada antes de realizar el salto. De este modo pueden detectar si con diferentes técnicas consiguen una mayor fuerza de impulso y como consecuencia mayor altura.

Otro ejemplo muy común que se utiliza en la mayoría de deportes, son los electroestimuladores para favorecer la recuperación muscular.

Pero aparte de estos ejemplos, que varían en función del deporte, ¿que otro tipo de tecnología puede llevar cualquier atleta, independientemente de la disciplina, para tener un control sobre su cuerpo, su rendimiento e intensidad?

Hay dos factores importantes a la hora de controlar el rendimiento en deportistas, el VO2Max (volumen máximo de oxígeno que puede absorber el organismo) y la frecuencia cardíaca. Ambos parámetros se pueden controlar con pulsómetros.

El Vo2Max es más difícil de controlar con pulsómetros, solo los más sofisticados pueden calcularlo y suelen ser muy caros. La forma más exacta de controlarlo sería realizando una espirometría en una prueba de esfuerzo o también se puede hacer un cálculo aproximado realizando unos test, que explicaremos más detalladamente en otro artículo.

En este caso nos vamos a centrar en todos los parámetros que puede controlar cualquier  pulsómetro independientemente de la marca y precio.

¿Por qué es recomendable usar pulsómetro?

Yo personalmente recomiendo usar siempre pulsómetro en los entrenamientos y también durante el día, usándolo para controlar la actividad en esfuerzos y en tus hábitos cuotidianos. Esto te ayudará a tener un control del cuerpo, pudiendo sacar información que nos ayudará a mejorar nuestro rendimiento.

Vamos a explicar que información podemos obtener con el pulsómetro durante el día y en los entrenamientos.

Control de la actividad diaria

Consumo de calorías: Con los datos que introduces, tu altura, sexo, edad, peso y la actividad que detecta que realizas durante el día, te calcula las calorías que tu cuerpo consume.

Esta función te sirve para que puedas calcular y ajustar tu dieta de una función de tu actividad y de los resultados que quieras obtener (ganar o perder peso, mantenerte…).

Control del sueño: Te muestra el tiempo real que duermes y la calidad del sueño. Sabrás si realmente descansas lo necesario para recuperar.

Actividad diaria: Como hemos dicho, detecta la actividad que realizas durante el día, pasos, distancia recorrida y puedes activar notificaciones para que te avise cuando llevas demasiado tiempo sentado o en reposo para que te muevas, activando la circulación y favoreciendo la recuperación.

Control en el entrenamiento

Cabe destacar que aquí pueden variar los parámetros en función del programa o deporte que elijas.

Es decir si eliges un programa de entrenamiento que se realiza en un espacio cerrado (box, gym, en casa…) tendrás los parámetros estándar y si es un deporte al aire libre como nadar, correr o bici, también podrás controlar otros parámetros como la distancia recorrida, ritmos en función de la distancia, velocidades, altitudes y piscinas en caso de natación.

Pero vamos a detallar los parámetros estándar.

Duración del entreno: Puedes controlar el tiempo exacto que estas entrenando, e incluso dividirlo por zonas o intervalos.

Consumo de calorías: Igual que tiene un control de las calorías consumidas durante el día también las controla durante el entrenamiento. Podrás saber exactamente el consumo que has tenido para adecuar la comida post entreno en función del desgaste que has tenido y tener una recuperación más óptima.

% de grasa quemada: El pulsómetro realiza un cálculo con los datos que obtiene de las calorías consumidas y la frecuencia cardiaca que has tenido durante la actividad, para indicarte de esas calorías consumidas que porcentaje ha sido de grasa.

Frecuencia cardiaca: Este es uno de los puntos que tenemos tener más en cuenta para saber si estamos cumpliendo con los objetivos del entrenamiento a nivel de rendimiento, tener un control de la intensidad y de nuestro cuerpo a tiempo real.

Puedes ver la frecuencia cardiaca media, mínima y la máxima. Saber si en algún momento has pasado tu frecuencia máxima, saber si has dado el máximo cuando has tenido que darlo o cuando haces sesiones de recuperación, ver si realmente estas en la zona de recuperación.

Otro aspecto importante que podemos ver, es cuánto tiempo tardas en recuperar después de un esfuerzo y en entrenos de series o intervalos ver si te da tiempo a recuperar del todo antes de comenzar de nuevo con la actividad establecida.

Para saberlo, vamos a detallar cuáles son las zonas de frecuencia cardiaca y qué resultados obtenemos en cada una de ellas.

Zonas Frecuencia Cardiaca

Las zonas en las que se divide la frecuencia cardiaca son 5, que se estipulan según tu frecuencia máxima y que el pulsómetro se encarga de dividirlas e indicarte cuanto tiempo has pasado en cada una de ellas.

La frecuencia cardiaca máxima puede variar en función de tu estado de forma física, pero para que te hagas una idea cercana se puede calcular así: (220 – edad), es decir un atleta de 25 años su frecuencia máxima por minuto será:

FCmáx= 220 – 25 = 195 ppm

En base a esto el pulsómetro dictamina las siguientes fases según el porcentaje de las pulsaciones máximas por minuto.

Zona 1: Entre el 50-60% de la FCmáx. Zona de calentamiento y recuperación después de un entrenamiento.

Zona 2: Entre el 60-70% de la FCmáx. Zona de activación del metabolismo donde se trabaja la recuperación activa.

Zona 3: Entre el 70-80% de la FCmáx. Zona de intensidad moderada, rango donde solemos estar en ejercicios de fuerza.

Entre la zona 2 y esta zona, es la frecuencia máxima donde deberíamos estar en la fase de recuperación antes de comenzar una serie nueva, en entrenos por series o por intervalos.

Zona 4: Entre el 80-90% de la FCmáx. Zona de intensidad elevada en la que se puede mantener esfuerzos continuados de media duración.

Zona 5: Entre el 90-100% de la FCmáx. Zona de esfuerzo máximo en la cual cuesta mantener más de 5 minutos continuados.

Conseguir mantener el esfuerzo y aumentar el tiempo de duración en las zonas 4 y 5 es un síntoma de mejora de la forma física.

Conclusión

Es importante llevar un control de nuestro cuerpo y el uso del pulsómetro es la mejor opción.

Pondrás obtener datos reales de tu esfuerzo e ir comparándolo en el futuro para ver si consigues los objetivos que te propones, si mejora tu estado de forma, incluyendo el tiempo de recuperación.

Tipos y ejemplos de pulsómetros

Hay una gran variedad de pulsómetros, con banda para el detectar el pulso en el pecho, integrados en el reloj, de diferentes marcas (polar, garmin,..), aquí te dejamos unos ejemplos pero si realmente estas interesado en comprarte uno, puedes escoger la marca y el modelo que quieras, solo te recomendamos que al menos tengan los parámetros comentados anteriormente y que guarden la actividad para que puedas verlas cuando quieras y no estés durante el entreno constantemente pendiente de que marca y pierdas la concentración.

También te puede interesar…

Programación de entrenamiento para CrossFit

Primero antes de saber qué tipo de planificación seguir o hacer, hay que saber cuáles son las demandas que se requieren el deporte en cuestión y de esta forma aprovechar al máximo el tiempo del entrenamiento para poder

Desaparecen los CrossFit Regionals

Finalmente se ha hecho oficial después de estas semanas de rumores que hemos tenido. Los Regionals CrossFit Games desaparecen, en el formato que conocemos.